Hay tres factores externos en los que no puede intervenir el Gobierno del estado de Guanajuato y que golpean directo a la población: costos de la canasta básica, inflación y paridad peso-dólar.

Para ello, las autoridades estatales a través de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu) se enfocan en proveer herramientas y habilidades a fin de que la población con mayores carencias pueda hacer frente a estos tres factores.

El titular de la dependencia, Diego Sinhué Rodríguez, reconoció que no hay manera de impedir que estos factores golpeen a la población, aunque enfatizó que, gracias a la labor de la dependencia se ha podido disminuir la pobreza extrema de forma moderada en el estado de Guanajuato.

En declaraciones a una cadena de informativos del país, Rodríguez explicó que la atención se centra en atacar las carenas, no el ingreso de la población, ya que el Gobierno del estado no puede influir en el salario base de los trabajadores.

“No podemos detener los costos de la canasta básica, no podemos detener la inflación, ni influir la paridad peso-dólar que también influye en la inflación de productos que se importan”, indicó Diego Sinhué a esa cadena de periódicos.

Por este motivo, lo que más cuenta es ver la manera en que las familias guanajuatenses dejen de tener carencias mediante el desarrollo de capacidades con el uso de herramientas, a fin de que no tengan desventajas y puedan ser los “protagonistas de su (propio) crecimiento”.

Son nueve dependencias las que trabajan de manera coordinada para fortalecer las habilidades de la población -mujeres, jóvenes y migrantes- y puedan acceder a beneficios que les traerán beneficios.

La dependencia, por lo pronto, continúa con la entrega de techos, pisos, cobijas, calentadores, al mismo tiempo en que aplica una estrategia que permite el desarrollo mediante el servicio social, donde se responsabiliza a los beneficiarios de su propio crecimiento.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí