Dos de sus militantes fueron protagonistas de dos hechos que solo evidencian su división y poca unidad para trabajar.El diputado local David Alejandro Landeros y el regidor de Celaya J. Ynés Piña Cofradía cometieron actos presuntamente en contra de los intereses del partido y de la dirigencia estatal que encabeza Ernesto Alejandro Prieto Gallardo.

El legislador estatal fue exhibido en un audio donde confiesa que sus asesores han hecho mal uso de los recursos que le destinan para gestión social y que está recibiendo presiones desde su propio partido para dejar el cargo.

Landeros reconoce en el audio que hay desvíos los recursos por gestión social –hasta por 140 mil pesos- con “facturas chuecas” que presuntamente presentó su asesor y suplente Alejandro Bustos al Congreso del Estado.

En el audio, transmitido por una televisora local, el diputado acusa al presidente estatal de su partido de tratar de extorsionarlo a fin de que pueda mantenerse en el cargo.

Es sabido que, en Morena, todos los militantes con cargo público tienen que dar una cuota –o moche- para el fondo nacional del partido.

“¿Y por qué me pide dinero (Ernesto Alejandro) Prieto? ¿Tú sabías que me pidió dinero por medio de Bustos? Bustos me dice le puede dar 20 mil pesos cada mes. ¿Por qué?, le dije. Y de ahí empezó el pedo. Ese pedo está de ahí. ¿Por qué se los voy a dar? Si yo me lo gano con mi trabajo. Yo no le voy a dar nada”, señala el diputado en una conversación, según el audio.

En Celaya, el regidor Piña Cofradía fue echado de Morena por aprobar en sesión de Cabildo un préstamo del Ayuntamiento por 350 millones de pesos.

En declaraciones a la prensa local, el regidor aseguró que no conocía el procedimiento de expulsión en su contra.

“Ya sé cómo se las gastan este tipo de personas que hay en el partido y no me extraña que actúen en su contra”, dijo.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí