Lado oscuro: crecen desapariciones de niñas y jovencitas en el estado

Una organización no gubernamental documenta al menos 263 denuncias de desaparición de niñas y adolescentes en el estado del 2012 al 2015

0
270

No todo es color de rosa en el Guanajuato en el Día Internacional de la Mujer.

Reportes de organizaciones no gubernamentales y del Inegi señalan que la entidad tiene un serio problema en desapariciones de niñas y adolescentes.

Según un reporte de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Guanajuato es el tercer estado con más denuncias de este tipo de desapariciones en el país.

Esta organización se dedica a que niños, niñas y adolescentes conozcan, ejerzan y disfruten de sus derechos consagrados en las leyes.

La Redim reportó que en el periodo de 2012 a 2015 hubo 263 denuncias por desapariciones de niñas y adolescentes en Guanajuato, lo que indica que existe una urgencia muy grande para atender el problema y aplicar políticas públicas.

León, el municipio más poblado del estado, es donde se registra el mayor número de reportes de niñas y adolescentes desaparecidas.

De hecho, León es el sexto municipio del país con este problema. Lo encabezan Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo, Tijuana, Ciudad Victoria y León, según el reporte del Redim.

Otra organización no gubernamental, el Centro de Promoción de los Derechos Humanos de Niñas, Niños y Adolescentes en Guanajuato, (NIMA), dio a conocer que otro problema potencial de León es que unas 100 mil niñas menores de 14 años habitan en alguno de los polígonos de pobreza determinados por el Instituto de Planeación municipal, (IMPLAN), consignó un reporte de la revista Proceso.

Además, en este municipio tres de cada 10 niñas en edad de preescolar no asisten a la escuela, mientras que cuatro de cada 10 adolescentes no asisten a la preparatoria.

La mortalidad infantil, precisó el NIMA citado por Proceso, es casi el doble en niñas menores de cinco años que en niños de ese mismo rango de edad.

En León por lo menos 60 niñas trabajan en situación de calle, además de que ocho de cada 10 menores indígenas urbanos deben estudiar y trabajar, tanto en espacios domésticos como en la vía pública, explicó el reporte.

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí