Las decisiones que marcan nuestro día

0
418

Desde que amanece, muchos de nosotros comenzamos con retrasos en nuestro tiempo, a veces por nuestra mala costumbre de “regalarnos” 10 minutos más de sueño.

Pues lamento decirte que con ese pequeño regalito tendremos para que muchas de nuestras actividades no encajen durante nuestro día.

Así que, si llegas tarde a tu trabajo o escuela, no será culpa del que va delante de ti a paso de tortuga. Si hubieras comenzado tus labores 10 minutos antes, no te lo habrías encontrado (pequeño ejemplo de una mala decisión).

Elegir lo que deseamos o no tener en nuestra vida, y aquí va desde personas, objetos y momentos, es decisión netamente propia.

Nosotros somos los únicos responsables de que al final de nuestro día lleguemos cansados y fastidiados por todo lo que vivimos.

O bien, de aprender a usar una palabra mágica que se llama “asertividad”, y saber que las circunstancias en las cuales nos vemos envueltos no corresponden sólo a nosotros, puesto que siempre habrá actores a nuestro al rededor, con energías buenas o negativas, capaces de influirnos; pero nuevamente nosotros somos los que decidiremos la importancia que cada uno tendrá dentro de nuestra vida.

Somos asertivos cuando tenemos conductas o pensamientos que no agreden a los demás. Ser asertivos no significa querer tener siempre la razón, sino saber expresar nuestra opinión sean o no correctos.

Me gustaría invitarte a realizar una pequeña actividad la próxima vez que mires a ese compañero que te cae mal (si acaso alguien te cae mal, obviamente); te costará trabajo, pero cuando lo realices te darás cuenta que no era tan difícil: háblale amablemente y extiéndele la mano para un caluroso saludo.

Nunca sabemos lo que los demás cargan emocionalmente, y quizá esa persona vive una vida más difícil que la tuya.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí