Nueva denuncia contra ex gobierno municipal de San Miguel de Allende

La administración municipal documenta cuatro presuntos desvíos de recursos de la administración priista

0
199

Por presunto tráfico de influencias, fraude y hasta por peculado, la administración municipal de San Miguel de Allende, Guanajuato, interpuso otras cuatro denuncias ante el Ministerio Público, en contra de quien o quienes resulten responsables, personas físicas y/o morales.

En un comunicado, la alcaldía de ese municipio dijo que en las denuncias “estarían involucrados servidores de primer nivel y operativos de la gestión 2012-2015 que encabezó Mauricio Trejo Pureco”.

El pasado 20 de febrero de este año, el alcalde Ricardo Villarreal García dio a conocer nueve denuncias por daño al erario público, respaldado en documentación pública resultado de una investigación que inició la Contraloría Municipal, y luego integró y dictaminó la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG)

Entonces, Villarreal comentó que “fue al inicio de la administración 2015-2018 que corrieron las investigaciones y siguieron sus procesos naturales (…) a finales del 2016 el ASEG entregó su dictamen”.

“En estos actos los recursos fueron desviados de manera burda e irresponsable constituyeron posibles delitos que estamos denunciando”, añadió.

En estas cuatro denuncias, este segundo paquete, dice el comunicado, “el daño al erario sería por 1 millón 350 mil 893 pesos”.

Enseguida enumeró las cuatro denuncias.

La primera se refiere a que “un trabajador de la Oficialía Mayor (mensajero) – Guillermo Guzmán García- reconoció que le encargaron cobrar y entregar 31 mil 700 pesos a Lorena Luna Trujillo y/o Benjamín Segundo Ramírez, quien era el secretario del Presidente Municipal”.

Guzmán relató que esa cantidad la obtuvo al cobrar un cheque –endosado a su favor- que estaba a nombre de José Martiniano Jorge Ramírez González.

Sin embargo, añade la denuncia, el “beneficiario” –José Martiniano Jorge Ramírez González- solicitó un apoyo por 5 mil pesos para renta de material de cirugía, y no por 37 mil 700 como data en la emisión de dos cheques a su nombre en la partida “Gastos relacionados con actividades culturales, deportivas y ayudas”.

El “beneficiario”, declaró que jamás endosó el cheque por los 31 mil 700 pesos que cobró el mensajero de Oficialía Mayor y mucho menos conocía la existencia del documento. Los cheques son por 5 mil y 31 mil 700 pesos.

La segunda denuncia señala que el tesorero Jaime Cirilo Labrada Araiza se adjudicó y se expidió para sí mismo tres cheques a su favor por 42 mil pesos, el 15 de agosto de 2014, en la cuenta “Gastos por comprobar”.

Sin embargo, dice la denuncia, en la revisión de la Auditoría Superior se encuentra que al cierre del año fiscal ese dinero no estaba ni comprobado, ni reintegrado y/o descontado vía nómina (último recurso a falta de comprobación).

Especifica que, a dos días de dejar su cargo, Trejo Pureco firmó tres recibos que informan sobre el presunto reintegro del dinero en exhibiciones de 10 mil, 7 mil y 25 mil pesos.

Eso, dice la denuncia, un año después de la observación de la ASEG, fuera del periodo de ley y que evidencia que el recurso no se utilizó para fines de la administración pública. El entonces Tesorero Municipal debió comprobar, con el documento idóneo, los gastos erogados, o en su defecto reintegrar a la Tesorería Municipal el numerario no comprobado.

La tercera denuncia indica que “Regarro del Bajío S.A. de C.V” hace una copia idéntica a un proyecto ejecutivo y lo cobra a la Dirección de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial; les dan 1 millón 252 mil 800 pesos en adjudicación directa.

Regarro del Bajío, dice el comunicado, tiene otra denuncia en el primer paquete que presentó la administración ante el Ministerio Público; es por otra adjudicación directa en un contrato por renta de maquinaria. Mensualmente cobraba 102 mil pesos; en total obtuvo 1 millón 200 mil pesos.

La cuarta denuncia se refiere a que el Jefe del Departamento de Informática Salvador López Rendón incumplió con los trámites administrativos para solicitar y comprar a proveedores, sin considerar al Departamento de Compras y adquirió bienes informáticos y servicios de mantenimiento por 24 mil 393.41 pesos a favor de Jéssica Paola Trejo Ceballos, que con documentación se demuestra era su concubina, pues firma a su favor una póliza de seguro y además era la beneficiaria de su cuenta de nómina.

En los próximos días, la administración municipal presentará otro paquete adicional ante el Ministerio Público, independientemente de las acciones que tome la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG) y otras instancias.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí