El cineasta Roberto Fiesco pondrá la pauta en el próximo festival GIFF

Será uno de los exponentes de la realidad virtual con su cortometraje “Peplum”

0
231

El cineasta mexicano Roberto Fiesco que incursiona en la realidad virtual con su cortometraje documental “Peplum” y será uno de proyectos a seguir en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF).

El director sostuvo que al valerse de esa alternativa para crear productos audiovisuales descubrió que filmar no es colocar una cámara, sino sembrarla en una realidad que abarcará 360 grados.

Ese cortometraje en realidad virtual es uno de los tres proyectos documentales que impulsa el (Guanajuato International Film Festival (GIFF) con el objetivo de explorar los nuevos formatos en el séptimo arte. Además de Fiesco, participan los cineastas Carlos Hagerman y Juan Carlos Rulfo.

En entrevista con la agencia Notimex, Fiesco compartió que, con base en su experiencia en esa innovadora herramienta, la idea del encuadre, del ángulo, de la iluminación y de la manera en la que se coloca la cámara en relación con un objetivo se modifica totalmente. “El objetivo es que el espectador viva una experiencia de inmersión porque podrá voltear a cualquier lugar que se le antoje y vivir como en una esfera, admirar una serie de elementos visuales y escuchar las sonoridades dependiendo donde se fije”, expuso el director de los documentales “Quebranto” y “Club Amazonas”.

Tras mencionar que más que una evolución del cine, la realidad virtual es una herramienta que ofrece una experiencia individual, el también productor detalló que el proceso de creación para proyectos de ese tipo es complejo.

Es así, explicó, “porque se debe pensar que la imagen no solamente está concentrada en un rectángulo o cuadrado, sino desarrollándose en todo lo que está alrededor.

“Fue muy difícil desarrollarlo (Peplum) y modificar la idea de lo que significa un encuadre cinematográfico y más cuando se trata de un documental, porque en el caso de una ficción puedes diseñar el movimiento del actor para ir de un lado al otro, pero en este caso no, porque era una competencia de fisicoculturismo”, mencionó.

El material, cuya duración será de máximo de siete minutos, muestra una competencia de fisicoculturismo que se desarrolla en un gimnasio de la ciudad de Silao, Guanajuato. “Dependíamos de lo que la realidad nos diera y fue muy divertido hacerlo y complejo, porque tuvimos que cambiarnos el chip para pensar que uno lo que hace ya no es colocar la cámara sino sembrarla en una realidad”, detalló.

De acuerdo con Fiesco, “Peplum” se está filmando con una cámara Project Beyond, de Samsung, un prototipo que tiene 18 lentes, uno de ellos arriba, y que aún no está en el mercado.

“Y es a partir de ese recurso los creadores tenemos que pensar en la construcción de imágenes en 360 grados, donde tú mismo no tienes que estar sino escondido para que la imagen esté completamente limpia y la posibilidad de iluminar es muy compleja”, señaló.

Sobre su intención por retratar el fisicoculturismo en México, indicó que lleva muchos años pensando en la imagen masculina y que para ese trabajo buscó basarse en la hipertrofia de esos atletas que están obsesionados por obtener un alto grado de masa muscular.

“La gente que compite mantiene cierto nivel de exhibicionismo y culto a una belleza. Su entrenamiento es feroz y hacen muchos sacrificios, elementos que me interesan mucho (…) elegí Silao porque allí se desarrolla el ‘Mr. Principiantes’, es decir, atletas que tienen sus primeros acercamientos con este deporte o que tiene muy pocos años”, abundó el productor.

El cineasta comentó que aún no concluye el rodaje de “Peplum”, pero estará listo para su exhibición en la 20 edición del GIFF, a celebrarse del 21 al 30 de julio en las ciudades de San Miguel de Allende y Guanajuato capital.

La empresa encargada de la dirección creativa del cortometraje documental es Oniria, que desde hace algunos años desarrolla contenidos de animación bajo la batuta del joven cineasta Alejandro Ríos.

“Lo que estamos buscando es una nueva experiencia y nos enfrentamos a lo desconocido. Quizá no estamos a la vanguardia, pero sí haciendo un trabajo que habrá que voltear a verse”, consideró el creador mexicano.

Por ahora el trabajo que desarrolla ofrece una experiencia individual que se aprecia a través de un visor con audífonos, sin la posibilidad de que el espectador interactúe de manera directa con el desarrollo de la historia.

Sin embargo, dijo Fiesco, “sí te ofrece una sensación personal en la que tú sientes que estás presente y eso es muy excitante”.

Desde su inicio el GIFF ha sido consciente de la importancia de las nuevas tecnologías y su impacto en la industria cinematográfica. En respuesta a ese fenómeno fue el primero en aceptar el formato digital en competencia.

Durante el Hack GIFF de 2014 se puso sobre la mesa la cinematografía frente a las nuevas tecnologías de Realidad Virtual, Realidad Aumentada y Video de Inmersión en un evento que marcó pauta en incorporar convocatorias para el desarrollo tecnológico dentro del ambiente cinematográfico, no sólo desde el área de la producción, también en la experiencia de los perceptores.

En 2016 el GIFF fue el primer festival en Latinoamérica en tener un Virtual Reality Screening Room donde los asistentes pudieron vivir la experiencia con dos estrenos mundiales en el formato: “Tomorrow” y “Humans After Death”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí