El huachicol es el nuevo oro negro del diablo, advierte la Iglesia

La Arquidiócesis de México indica que en el robo de combustible hay colusión con autoridades

0
215

El robo de combustible implica colusión de autoridades y es uno de los principales desafíos al poder del Estado, sostuvo la Arquidiócesis de México.

“El huachicol teje redes más siniestras que -al igual que en otras actividades ilícitas- involucran a autoridades en colusión con el crimen organizado”, expresó en el editorial del semanario Desde la Fe, publicado el domingo.

Los directivos de Pemex han manifestado la existencia de empleados quienes estarían implicados en el proceso de extracción ilícita de combustibles”, añade el texto.

La Arquidiócesis afirma que los huachicoleros, en la impunidad de su poder, utilizan la pobreza y necesidad de poblaciones marginadas y olvidadas que han abandonado sus actividades tradicionales y de cultivo por un negocio más lucrativo para sostener su economía y familias

“La extracción de combustible amenaza la seguridad de México y revela lo que no parece dar tregua: corrupción e impunidad. Un problema que nos empobrece y descompone aún más nuestra realidad y tejido social”, expuso.

“Algunos podrán tener enormes beneficios financieros, pero los efectos son perversos y destructores. El huachicol es el nuevo oro negro del diablo”, añadió.

Asimismo, dijo que el robo de combustibles está extendido en varios estados como en Tamaulipas, Nuevo León, Puebla, México, Guanajuato, Jalisco y Sinaloa.

“El caso de Puebla resulta preocupante el despliegue de fuerzas armadas que han entrado en confrontación con los delincuentes, lo que revela la escalada del problema en por lo menos 32 de los municipios de 127 que hay en la entidad”, señaló.

Indica que las autoridades policiacas han señalado que hay poblaciones enteras que se dedican a la extracción, comercialización, almacenamiento y distribución del huachicol por debajo de los precios reales del combustible.

Refiere que, de acuerdo con datos de Pemex, en el 2016 se localizaron mil 533 tomas clandestinas, lo que tiene efectos evidentes, pues las pérdidas ascienden a 97 mil millones de pesos en esta Administración.

En esta rama del crimen organizado, señala, participan choferes, operadores de bombeo, vigilantes e ingenieros de operación, así como personal especializado que asesora a los huachicoleros para realizar las operaciones clandestinas, minimizando los riesgos de la extracción y obteniendo ganancias lucrativas.

(Foto: Tomada de http://www.desdelafe.mx/)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí