Al estilo House of Cards, ex director del FBI acusa a Trump de mentiroso

Comparece ante la comisión de Inteligencia del Senado donde cuenta toda su verdad

0
226

El exdirector del FBI, James Comey, se le fue directo al presidente estadounidense, Donald Trump.

Al comparecer ante la Comisión de Inteligencia del Senado estadounidense acusó de mentiroso al mandatario, luego de señalar que quedó confundido y muy preocupado por las “explicaciones cambiantes” y las “mentiras” del Gobierno de Trump tras su despido el 9 de mayo.

En respuesta, la Casa Blanca rechazó la afirmación de Comey.  “El presidente no es un mentiroso”, dijo la vicesecretaria de Prensa, Sarah Sanders.

En un testimonio escrito y difundido el miércoles, Comey dijo que en una reunión en el Salón Oval el 14 de febrero, Trump le pidió que frenara la investigación sobre el ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, que forma parte de una pesquisa más amplia sobre la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Durante una conversación en febrero, Trump “me dijo: ‘Espero que usted pueda ver un camino para dejar esto, dejar tranquilo a Flynn. Es un buen tipo. Tengo la esperanza que pueda olvidarse de esto’”.

Sin embargo, prefirió no repetir el testimonio ante la comisión de inteligencia y, en cambio, señaló que las presiones del presidente fueron “muy perturbadoras”, aunque admitió que nunca le pidió que interrumpa el proceso.

En una audiencia que mantiene a Washington conteniendo la respiración, por la sensibilidad del testimonio, Comey reafirmó su versión sobre las presiones del presidente, pero dijo que no le cabía definir si ese hecho constituía una tentativa de obstruir la justicia.

“No pienso que deba decir si las conversaciones que tuve con el presidente fueron obstrucción de justicia. Fue una cosa muy perturbadora, desconcertante”, dijo Comey ante la comisión de inteligencia del Senado.

Trump desató una tormenta política en Washington cuando despidió a Comey el 9 de mayo. El exdirector del FBI dijo que la administración del actual presidente lo difamó con las declaraciones emitidas después de su despido.

“Aunque la ley no requiere razones para despedir al director del FBI, el Gobierno decidió difamarme y más importante, difamar al FBI, al decir que el buró estaba desorganizado, que el personal había perdido confianza en su líder. Esas eran mentiras, pura y sencillamente”.

Comey dijo que testificó y tomó notas sobre sus reuniones con Trump porque “honestamente me preocupaba que él pudiera mentir sobre la naturaleza de nuestro encuentro y pensé que realmente era importante documentarlo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí