Suman 40 mil 793 con diabetes y glucosa controlada en Guanajuato

La Secretaría de Salud estatal destaca que el control permite a estas personas tener una mejor calidad de vida

0
85

Suman ya en Guanajuato 40 mil 793 personas con diagnóstico de diabetes bajo control óptimo de su glucosa.

Este control, según un comunicado de la Secretaría de Salud, les permite a estos guanajuatenses tener una mejor calidad de vida y padecer la enfermedad con menos complicaciones, inclusive mejor que una persona sana.

En este caminar se encuentran otros 57 mil 504 guanajuatense con diabetes que reciben ya algún tipo de intervención de parte de los servicios de salud estatales de la SSG, IMSS e ISSSTE.

La dependencia estatal indicó que, aunque se estima que hay más personas con la enfermedad y que no lo saben, es importante solicitar en su unidad de salud más cercana una prueba rápida, es gratuita, confidencial y sin costo.

Explicó que hoy vivir con cifras de glucosa controladas permite a quienes padecen esta enfermedad tener un ritmo de vida más saludable, siempre y cuando se asuman los retos que conlleva el reto, entre ellos consumir alimentos base de ingredientes bajos en azúcar e hidratos de carbono simples y altos en proteínas y fibra.

La activación física es importante para el paciente con diabetes, y como complemento se encuentra el medicamento que se les otorga en los servicios de salud.

En sí la diabetes reta a quienes la padecen a mejor sus hábitos y estilos de vida, un reto sobre llevable cuando se tiene la voluntad de hacerlo, puesto que, de no controlarse dicha enfermedad, desata una serie de complicaciones como retinopatía, pie diabético, insuficiencia renal, entre otros padecimientos que pueden inclusive conducir al paciente a necesitar los servicios de una terapia intensiva e incrementar el riesgo potencial de muerte.

María Helena González Cisneros, de 69 años de edad, es integrante de uno de los 520 Grupos de Ayuda Mutua que hay en el estado de pacientes que viven la enfermedad, pero con una dieta y activación acordes, en control.

Pese a que tiene más de 2 años como integrante del GAM, en marzo pasado fue víctima de una embolia que casi la mata.

“Casi me voy del mundo, pero gracias a Dios estoy aquí el GAM es mi familia, aquí hago ejercicio, he aprendido a comer saludable, si no hubiera estado en este grupo estoy segura que ya no estuviera aquí, todo debemos cuidarnos y procurar la salud”, dijo.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí