Godínez, la palabra con la que jugamos… y discriminamos los mexicanos

Este apellido es una etiqueta usada la mayoría de las veces en forma despectiva, pero que también refleja nuestro comportamiento social

0
153

La palabra Godínez no solo es un apellido, es también una forma de definir a los burócratas en forma burlona y sarcástica de los mexicanos.

Es una polémica etiqueta que, sobre todo en redes sociales como Twitter, suele acompañarse de burlas y comentarios ofensivos o discriminatorios, dice un reportaje de la cadena BBC Mundo que explica que curiosamente el término ha dejado de ser un tema de bromas o memes en internet.

Desde hace un par de años, dice el reportaje de la BBC Mundo, la definición de “Godínez” para hablar de burocracia, trabajadores con bajos sueldos o personas sin expectativas de mejor futuro se encuentra en revistas culturales, programas de radio, televisión y hasta en artículos universitarios.

Para algunos la etiqueta es despectiva. Pero otros creen que se trata de una lúdica y mexicana forma de definir la forma de vida de millones de personas.

“Si te pones a pensar todos somos Godínez”, dice a BBC Mundo Javier Torres, quien creó un portal llamado Mundo Godínez.

“Se piensa que es nada más la gente que usa corbata y traje, pero es una forma de trabajo. A lo mejor (en tu empleo) tienes otros horarios, pero no dejas de reportarle a alguien, de tener horas de entrega”, añade Torres a la BBC Mundo.

ANTECEDENTES

El reportaje de la BBC Mundo indica que no se sabe cómo surgió la idea de usar el apellido Godínez para definir a quienes trabajan en las oficinas.

Pero no es la primera vez que en México se utiliza una etiqueta similar para llamar a los empleados con horario fijo.

En los años 60, por ejemplo, a los oficinistas se les llamaba “Gutierritos”, en referencia a una popular telenovela del mismo nombre. El protagonista era un hombre humillado por su jefe y maltratado por su esposa y sus hijos, y quien a pesar de todo se esforzaba por hacer bien su trabajo.

En el caso de los “Godínez” el origen no es tan claro, recuerda el reportaje. Algunos mencionan programas de televisión de los años 80 como “El Chavo del 8”, una de las más populares de Latinoamérica.

Uno de los personajes es un estudiante de apellido Godínez, que se caracterizaba por no estudiar y evadir siempre participar en clase.

Otros se refieren a un episodio de la serie animada Los Simpson, que en su traducción al español mexicano identifica a un personaje con ese apellido. Se trata, coincidentemente, de un empleado que no realiza bien su trabajo.

Al final, la definición se popularizó, e incluso existe una especie de prontuario para definir la vida y obra de los “Godínez”.

DICCIONARIO GODÍNEZ

Por ejemplo, puede usarse como sustantivo. Godín es, según la definición más popular, la persona que trabaja en una oficina con una jornada determinada. En México generalmente inicia a las 08:00 y concluye a las 17:00, con una hora para comer.

Algunos incluyen en esta definición a quienes están obligados a soportar malos tratos en su empleo, porque no pueden encontrar uno mejor.

La palabra también puede ser un verbo como Godinear, es decir hacer actividades propias de los Godínez.

Es un amplio espectro que incluye comer en el escritorio mientras se termina algo pendiente en la computadora. También, por ejemplo, tomar una copa con los compañeros de trabajo, pero sin quitarse el gafete de identificación de la empresa. O para quienes usan el verbo de forma despectiva significa un comportamiento rutinario, predecible o aburrido en el trabajo, añade el reportaje de la BBC Mundo.

Este prontuario incluye adjetivos como la comida Godínez, una dieta que generalmente incluye alimentos como las sopas Maruchan que se consumen de pie, en unos minutos.

“A mí no me molesta, no sé por qué llamarnos Godínez, pero no veo nada malo”, dice a BBC Mundo Sergio Contreras, empleado de un banco de Las Lomas, en Ciudad de México.

Al final, ofensivo o no —muchos oficinistas lo toman a broma— lo cierto es que el eufemismo “Godínez” habla de una condición real de los mexicanos.

“Somos el corazón del PIB, el motor de la economía”, dice Torres, aunque ciertamente es una percepción.

(Fotos: Tomadas de la BBC Mundo)

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí