Los cambios en la conducta alimentaria de los adolescentes es una mala señal

Cifras de la Secretaría de Salud muestran que en México se registran 20 mil casos de anorexia y bulimia entre población de 15 a 19 años

Cuando un adolescente tiene un comportamiento abrupto de conducta y repentinamente deja de comer, cambia su semblante, baja de peso, modifica su tiempo de sueño y su rendimiento es menor, pueden ser señales de un trastorno alimenticio.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, en México cada año se registran cerca de 20 mil casos de anorexia y bulimia, siendo la población de entre 15 y 19 años de edad la más afectada.

Yazmín Ramírez Martínez, coordinadora del Programa de Psicología de la Universidad del Valle de México, pidió a los padres estar pendientes a los cambios de conducta, porque en ocasiones a los adolescentes no se les presta la misma atención que a los niños, señala la agencia Notimex.

Los jóvenes están presionados por un ambiente social que los bombardea de estereotipos de belleza, y en ocasiones se da por hecho que dejan de comer como parte de los cambios propios de su edad.

“Hemos puesto en un nicho muy importante el asunto de la vida saludable, pero ésta tiene un margen muy delgado, una tendencia a la vigorexia que es mantenerse fuerte, ejercitarse demasiado.

“Es un trastorno que nos habla de que no pueden parar o dejar esa actividad física porque quieren un cuerpo musculoso o atlético”, subrayó.

Ramírez Martínez mencionó que ante esos signos de alerta se debe llevar de inmediato a consulta al adolescente para que un médico revise si el paciente tiene daño orgánico, y también se explore la parte emocional.

(Foto: Tomada de Notimex)