Científicos mexicanos desarrollan desinfectante hospitalario con flor de jamaica

El antiséptico natural se utiliza en el norte del país y elimina bacterias, virus, parásitos y hongos presentes en los nosocomios

0
72

Bacterias, virus, parásitos y hongos son microorganismos presentes en hospitales causantes de infecciones, por lo que investigadores mexicanos crearon un desinfectante, a partir de la síntesis con extractos de flor de jamaica.

Investigadores del Instituto de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), en colaboración con especialistas de la empresa Industrias Bioquim, desarrollaron este antiséptico natural, informó la agencia Notimex.

Estudios científicos realizados con anterioridad, evidenciaron el potencial de la flor de jamaica para la eliminación de microbios. Se han comparado extractos de jamaica en agua, acetato de etilo, metanol y acetona, con desinfectantes de uso común en la industria y en hogares mexicanos, y la jamaica registra casi el doble de efectividad.

El desarrollo de este desinfectante para hospitales por parte de los especialistas de la UABC y de Industrias Bioquim, combinó herramientas de nanotecnología, el proceso de microencapsulado y la síntesis verde a partir de la flor de jamaica, con lo que los especialistas obtuvieron la innovación en sanitización.

Mediante la síntesis verde, se obtienen nanopartículas de cobre y plata que se someten a un proceso de microencapsulado, lo que dota al desinfectante de ventajas como ser un microbicida de amplio espectro y de liberación gradual, que extiende sus efectos hasta por 72 horas.

En entrevista para la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el investigador del Instituto de Ingeniería de la UABC, Benjamín Valdez Salas, relató que el primer paso fue sintetizar las nanopartículas de cobre y plata, para después microencapsularlas.

“Aprovechando los mismos productos de la jamaica, una vez obtenidas las microesferas se formularon en el desinfectante y fueron evaluadas in vitro en el laboratorio, con diferentes tipos de bacterias y hongos, y posteriormente en hospitales, dando resultados esperados en cuanto al control de estos microorganismos”, señaló.

Respecto al proceso de microencapsulado, Valdez Salas apuntó que aprovechando los flavonoides y otros compuestos naturales que resultan de la química verde, las partículas se someten a un procedimiento de encapsulado que potencia sus cualidades bactericidas.

“Las microcápsulas son para lograr la liberación prolongada del desinfectante, del bactericida. Es como una especie de pelota con varias capas; las capas se van disolviendo poco a poco, son de carácter natural y finalmente unas se biodegradan o poco a poco se van disolviendo y van liberando el componente nanoparticulado que ejerce el efecto bactericida”, definió el especialista.

En la guía Prevención de las infecciones nosocomiales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que 99 por ciento de los microorganismos se encuentran en un ambiente visible, por lo que los procedimientos de limpieza en hospitales deben eliminarla.