El otro ganador de la noche del domingo fue… Luis Miguel y su serie

Sorprendió al público la aparición del cantante en la serie de Netflix en la que se narra la mala relación con su padre

La noche hubo un ganador claro: Luis Miguel.

El esperado estreno de la serie del cantante a través de la plataforma de Netflix la noche del domingo sorprendió a todo, pues el verdadero Luis Miguel aparece en el arranque.

“El Sol” se dejó ver unos segundos en la nueva serie inspirada en su vida junto con Jorge “El Burro” Van Rankin.

Pero sin duda el contenido de la serie fue la agradable sorpresa para los fans del cantante. La mala relación con su padre, la muerte de su madre y el peso de la fama mundial son los ingredientes de esta serie.

—Necesito espacio en mi carrera y en mi vida personal. Ya no te puedes meter, ¿está claro?

—No soy tu marioneta, no soy tu empleado.

El diálogo es la muestra de la mala relación de Luis Miguel con su padre. El artista decidió contar por primera vez su verdad en una serie de Netflix:

“Durante décadas muchas personas han hablado de mi vida, muchas más han creado sus propias versiones. Ahora he decidido contar la historia de mi vida. Estoy listo para visitar los aspectos de mi pasado que han generado tantas preguntas y especulaciones. Se van a sorprender y recorrerán conmigo este viaje emocional que formó a la persona y al artista que soy”.

A lo largo de 13 capítulos, la historia muestra las distintas etapas en la misteriosa vida del Sol, quien a los 17 años se convirtió en uno de los artistas más reconocidos a nivel mundial.

Todo comenzó cuando Luisito Rey decidió que Micky, su hijo de 11 años, siguiera sus pasos en el mundo de la música, para poder mejorar su situación económica. El camino que debió transitar en su infancia y adolescencia no fue nada fácil, ya que fue víctima de la manipulación y el maltrato de quien era su mánager.

Los años pasaron y el vínculo con su padre se fue deteriorando muchísimo, a tal punto que cuando en 1992 le informaron que estaba al borde de la muerte en España, él decidió seguir adelante con una presentación en Paraguay, siguiendo con la premisa del “show debe continuar”, según una reseña del informativo Infobae.

La desaparición de Marcela Basteri, la madre de Luis Miguel, es una de las partes más dolorosas que muestra esta ficción, basada en el libro Luis mi rey, del escritor español Javier León Herrera.

La actriz italiana estaba casada con Luisito Rey y tuvieron tres hijos. Sin embargo, la incipiente carrera artística del joven produjo cortocircuitos en el matrimonio: al parecer, ella entendía que lo explotaban.

Poco a poco, comenzó a distanciarse de su familia. Finalmente, la mujer fue vista por última vez fue el 16 de marzo de 1985 cuando su hijo la invitó a subir al escenario del Luna Park y le dedicó un tema. Desde entonces, jamás se supo su paradero y el cantante invirtió miles de dólares en su búsqueda.

La semana pasada, encontraron a una mujer muy parecida mendigando por las calles de Buenos Aires, pero ella negó ser la madre del intérprete. En la actualidad, su desaparición sigue siendo una de las mayores incógnitas en la vida del músico.

La reseña de Infobae añade que la serie también relata el romance entre Luis Miguel y Mariana Yazbek, una joven fotógrafa que fue la primera mujer en conquistar su corazón. Aunque la pasión entre ellos era muy fuerte, Luisito Rey hizo todo lo posible para separarlos. Cansado de seguir las órdenes y los caprichos de su padre, el artista tomó la difícil decisión de independizarse a los 18 años y tomó las riendas de su carrera, con la ayuda del mánager argentino Hugo López.

Diego Boneta fue elegido para ponerse en la piel del intérprete de hits como “Cuando calienta el sol”, “Ahora te puedes marchar” y “La chica del bikini azul”, entre otros.

En las redes sociales, muchos se sorprendieron al descubrir que El Sol realizó un cameo en una de las escenas del primer capítulo de la ficción, grabada en la Ciudad de México.

Fue producida por Gato Grande Productions en unión con MGM. Además, fue escrita por Daniel Krauze; dirigida por Humberto Hinojosa y cuenta con la producción ejecutiva de Mark Burnett, Carla González Vargas y Pablo Cruz.