La colitis, un primer síntoma de lo que puede ser un cáncer de ovario, dice experto

Un especialista del Centro Oncológico Internacional dice que si la colitis no mejora, es primordial realizarse estudios para descartar el cáncer

Después del cáncer de pulmón, el cáncer de ovario ocupa el segundo lugar en la tasa de mortalidad en el país, por lo que Manuel Magallanes Maciel, del Centro Oncológico Internacional (COI), exhortó a las mujeres que tienen colitis y no mejoran con tratamientos, a realizarse estudios para descartar el desarrollo de tumores cancerígenos.

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Ovario, a celebrarse el próximo 8 de mayo, el médico cirujano de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que este tipo de enfermedad se origina en los ovarios, los encargados de producir los óvulos en la mujer y con los que se desarrolla la fecundidad.

Detalló que el cáncer en los órganos femeninos es cuando las células comienzan a crecer de forma descontrolada.

Los ovarios están compuestos por células, y cada tipo de célula puede desarrollar un tipo diferente de tumor.

Los tumores puedes ser epiteliales que son los que se originan de las células que cubren la superficie externa del ovario; los de células germinales, que se dan de las células que producen los óvulos, y los estromales, que son los que se crean de las células del tejido estructural que sostienen el ovario y producen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.

Precisó que la mayoría de estos tumores son benignos (no cancerosos) y nunca se propagan fuera del ovario; sin embargo, en caso de ser cancerosos se pueden tratar mediante la extirpación quirúrgica de un ovario o de parte del ovario que contiene el tumor.

El especialista del COI consideró que es importante identificar los factores de riesgo para que de inmediato acudan al médico a realizarse los estudios pertinentes.

“Existen diversos factores para el desarrollo del cáncer, pero las mujeres más propensas a presentar cáncer de ovario son las mayores de 40 años, que tienen masa corporal elevada, que han tenido o presentado quistes ováricos, que nunca han tenido embarazos, que han ingerido medicamentos para la fertilidad o que tienen antecedentes familiares, por mencionar algunos”, especificó.

Respecto a los síntomas, el médico cirujano explicó que, a diferencia del cáncer de mama, que es un tumor que identifica con autoexploración, el cáncer de ovario tiene síntomas inespecíficos que por ser un órgano que se encuentra dentro de la cavidad sexual reproductiva no se detecta muchas veces a tiempo y llegan las pacientes en etapas avanzadas.

En ese sentido, destacó que uno de los síntomas que podría ayudar a identificarlo, es una colitis crónica. Normalmente una colitis que no cede al tratamiento, agregó, es un motivo de investigación de la causa y podría ser cáncer, principalmente si la paciente tiene más de 40 años de edad.

Magallanes Maciel declaró que cuando se detecta a tiempo el cáncer de ovario, un equipo de especialistas debe evaluar el caso para tomar la mejor decisión respecto al tratamiento adecuado. Cada caso, según las circunstancias de las personas, es diferente. Detalló algunos de las posibles medidas: en un primer momento se tiene que hacer una cirugía que retira los ovarios y limpia los lugares donde está el cáncer.

Si el cáncer se retira al 100 por ciento, lo que sigue es un tratamiento con quimioterapia; si se determina que el tumor no es operable se aplican quimioterapias cada tres semanas para que el tumor reduzca de tamaño y posteriormente se pase a cirugía para continuar con tratamientos.

(Foto: Tomada de Notimex)