Cae otro de los presuntos asesinos de los estudiantes de cine de Guadalajara

La madrugada de este jueves, agentes federales y estatales capturaron a un tercer presunto asesino de los estudiantes

En un operativo coordinado por el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, con las Divisiones Científica y de Inteligencia, fue capturado otro de los presuntos homicidas de los tres estudiantes de cine de la Universidad de Guadalajara.

La corporación informó que la captura se realizó la madrugada de este jueves, según consignaron medios locales y nacionales.

Una vez que se cumpla el procedimiento de presentación ante las autoridades ministeriales, en apego al debido proceso, se espera que más tarde el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida ofrezca un mensaje a medios para dar a conocer los detalles a la opinión pública.

Navarrete Prida informó que fue detenida una tercera persona presuntamente implicada en la desaparición y posterior asesinato de tres estudiantes de cine en Tonalá, Jalisco.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el secretario de Gobernación reconoció a la Policía Federal, la Fiscalía de Jalisco y a la Secretaría de Seguridad del Estado de México por las labores de campo e inteligencia que llevaron a la captura de otra persona ligada a la desaparición de Javier Salomón Aceves, Marco García y Daniel Díaz, quienes fueron privados de su libertad el 19 de marzo en Tonalá, Jalisco.

Además de esta persona detenida, de la cual hasta el momento no se han dado más detalles, hay dos personas más vinculadas a proceso desde el pasado 22 de abril por el caso.

Según la investigación, los detenidos identificados como Omar “N” y Gerardo “N”, declararon ser los encargados de vigilar la finca de Edna “N”, tía de uno de los jóvenes, donde los tres estudiantes y otros de sus compañeros hicieron grabaciones como parte de su tarea y después los siguieron a su salida.

Señalaron que un grupo del Cártel Jalisco Nueva Generación fue el que interceptó a los jóvenes en el Nuevo Periférico y los llevó a una finca, donde comenzaron a golpear a Javier Salomón para supuestamente sacarle información de la organización delictiva vinculada a su tía. Según la narrativa de la Fiscalía, el joven murió a causa de los golpes y por ello asesinaron a sus dos compañeros.

Después de eso —dijeron los detenidos en su declaración—, los tres cuerpos habrían sido llevados a la finca de la calle Amapola 450, en donde los deshicieron en ácido.

Omar “N”, quien dijo ser un afamado rapero conocido como QBA, confesó que el CJNG le pagaba 3 mil pesos semanales por vigilar y deshacer cuerpos en ácido.

(Foto: Tomada de Reforma)